Comunión de Aroa. Cabrerizos.

El roce hace el cariño que dicen, y en este caso el roce hace equipo y eso se nota en estas fotos.

Hace más de 4 años que en distintos eventos llevo fotografiando a Aroa, hace ya tanto que he pasado por distintos “nombres”, el fotógrafo del cole, el papá de Maya, Guille el papa de Maya y ahora casi casi ya soy solo Guille…

Aquí os dejo estas bonitas imágenes que junto a Paqui e Iñigo los papis de Aroa, y el “malandrín” de Iker su hermano pequeño creamos una bonita mañana de domingo, como casi siempre en algun lugar de esos que me encuentro cerca de Salamanca.

Espero que os gusten…