Postboda. A day in the life

Postboda Noe y Marcos

A la hora de afrontar un proyecto siempre intento proponer algo distinto. Hay veces que la sesión de postboda se queda en un paseo, otras un café en un lugar preferido, y otras… En otras buscamos dar una vuelta de tuerca a la vida, disfrutar de lo que se nos pone delante y empezar de nuevo. Como si fuera un nuevo día, o quizá ese día en que miramos por primera vez.

Postboda en Salamanca. A day in the life.Postboda en Salamanca. A day in the life.Postboda en Salamanca. A day in the life.Postboda en Salamanca. A day in the life.Postboda en Salamanca. A day in the life.Agradezco sinceramente a Noe y a Marcos, dos grandes personas con un futuro increible por su predisposición hacia mis propuestas y sobre todo por su generosa amabilidad.

Postboda en Salamanca. A day in the life.

Postboda en Salamanca. A day in the life.

Postboda en Salamanca. A day in the life.

Me emociona saber que este proyecto, más intimista, empieza aquí con vosotros pero quien sabe hasta donde puede llegar. Aunque confío en que el destino me cruce con parejas valientes como vosotros. Capaces de comprender que fotografiar una boda (o una postboda) es también retratar una historia que empezo hace tiempo.

Fotografías: Guille Ruiz Mantilla